Reflexión no. 4: Al Jazeera

El caso Al Jazeera es particular y muy interesante. Un medio no nacional, regional y ahora internacional; propiedad de un gobierno pequeño pero poderoso con una agenda político-ideológica clara; con un impresionante crecimiento y que le apuesta al periodismo de calidad y en campo con corresponsales, cuando las cadenas tradicionales del mundo atraviezan tiempos dificiles y cierran sus oficinas en muchas partes del mundo. El canal ha logrado dar a Qatar la visibilidad que no había logrado con petróleo y dinero, a pesar de ser el país más rico del mundo.

(Aquí la historia del New York Times y aquí la de Semana sobre el lanzamiento de Al Jazeera America).

¿Cuáles son en su criterio los riesgos, las oportunidades, los problemas, las ventajas, lo positivo, lo negativo, los matices, de este modelo?

Advertisements

50 años después

Si bien algunos tienen la idea que el periodismo solo puede tratar del presente, no siempre es así. Y no debería serlo. Sobre todo en un país como el nuestro donde la memoria es importante para resolver el conflicto. En NPR entienden la importancia del pasado para comprender y cambiar el presente. En ese espíritu hay una serie llamada The March on Washington at 50 que cuenta, a través de varios reportajes, lo que pasó hace 50 años en Estados Unidos en medio de las protestas sociales.

Entre todos los reportajes hay uno que a mi parecer resalta. Una niña estuvo marchando y su cara terminó siendo el centro de una foto reconocida. 50 años después ella no recuerda que se la hubieran tomado. Además, ésto lo están usando para un proyecto llamado The Race Card Project, donde se invita a la gente a escribir una frase sobre raza e identidad cultural.


Dr. Mike Evans

La mayoría de profesionales de la salud consideran que la educación al paciente se debe impartir desde las instituciones o los médicos. Si bien esto es importante, otros profesionales como el Dr. Mike Evans piensan outside the box y creen que la educación en salud debe ofrecerse de par a par (peer-to-peer); de hijo a padre, de amigo a amigo, etc.

El Dr. Mike Evans es un médico y docente quien, en palabras de él mismo, le gusta crear y curar medios que ayuden a la gente a tomar buenas decisiones sobre su salud. Su equipo está compuesto no por doctores, enfermeros o farmacéuticos, sino por creativos, ilustradores y cineastas que cuentan historias basadas en evidencia científica de la mayor calidad. Estas historias pretenden ser una experiencia innovadora que encaje con el modo de aprender de la comunidad y que posea los elementos emocionales necesarios para generar un cambio hacia estilos de vida más saludables.

Basado en el hecho de que si empacamos el conocimiento en envoltorios más atractivos “sucederán cosas”, el Dr. Evans y su equipo crearon una especie de Facultad de Medicina en YouTube que ha recibido más de siete millones de visitas de todo el mundo (http://www.youtube.com/user/DocMikeEvans).

Les comparto el enlace de su video más popular, ‘23 and 1/2 hours: What is the single best thing we can do for our health?’, que ha revolucionado el cuidado de la salud de par a par: http://www.youtube.com/watch?v=aUaInS6HIGo&feature=c4-overview-vl&list=PL4TcyUrQ3YhJ4X5kajWcx9myxoLfx_zt-. El video ha sido visto por más de 25.000 personas al día desde que se publicó en diciembre de 2011 y está siendo traducido a más de siete idiomas: ¡VÉANLO!

Adicionalmente, en la página http://www.myfavouritemedicine.com/, el Dr. Evans cura la mejor información en salud disponible en línea y ofrece videos, podcasts, una lista de los mejores sitios en salud, una sección titulada ‘5 minute Med School’ en la que a través de PDFs explica con brevedad una serie de enfermedades, y otra de nombre ‘Hand picked health’ que utiliza infografías para el mismo fin.


snapjudgment.org

Un hombre que se define como un cuenta-cuentos, no un reportero, Glynn Washington es una de las estrellas de la radio pública norteamericana. Su programa Snap Judgement – también de NPR – suena en 250 estaciones de Estados Unidos y sus podcasts reciben más de medio millón de downloads al mes. El éxito de este programa es que ha logrado cautivar a la audiencia de minorías, algo revolucionario en vista de que la gran masa de oyentes de NPR es blanca y mayor de 50 años.

Las historias son más cortas que las de This American Life, y con más efectos de sonido y clips musicales. También ofrece historias de personas comunes, pero muchas veces curadas con un criterio específico en mente: que sean historias sobre decisiones cruciales de la vida.

Este es uno de los episodios más recomendados, titulado “Losing my religion”, que tiene cinco historias, dos de las cuales son del mismo Glynn Washington: http://snapjudgment.org/losing-my-religion


StoryCorps.

StoryCorps es un espacio para que la gente común y corriente publique, a través de archivos de audio, historias breves de la vida cotidiana o sus experiencias en hechos históricos recientes como el 11 de Septiembre o el paso del Huracán Katrina, que marcaron la historia y la identidad de Estados Unidos. Es un proyecto basado en la  historia oral que busca dar voz a gente del común, de cualquier condición social, recolectando y divulgando las historias personales que cada uno quiera narrar. La idea es que quien quiera contar su historia o hablar de sí mismo, pueda acercarse a las instalaciones  (hay sedes en tres ciudades) y sea entrevistado o por un conocido (un amigo o familiar) o por un funcionario de StoryCorps para que, a través de la entrevista, logre construir un texto oral que se adapte al proyecto que esta organización quiere construir. Es interesante porque, a través de pequeñas narraciones cotidianas e individuales (cada podcast dura aproximadamente 3 minutos o incluso menos), se logra una reflexión sobre la identidad norteamericana. Algo que me parece rescatable de este proyecto es el hecho de que las historias, si bien están editadas, son contadas por sus protagonistas, sin mucha intervención del medio, lo que permite hacer una recopilación de la voz, los acentos, la oralidad y la individualidad norteamericanas. Hay un archivo de los podcasts y está dividido en categorías, para que oigan alguna que les interese.


Recomendado: Radiolab (un ejemplo de cómo el periodista pastor puede recuperar su rebaño)

Los invito a escuchar Radiolab.  Los podcasts tienen una calidad muy alta; tratan temas de ciencia y filosofía (o algo así), y cada uno dura cerca de una hora. La factura del audio es muy fina (no en vano, Jad Abumrad, el creador de Radiolab, trabajó como freelance en NPR).

En los audios las voces se mezclan de manera muy atractiva; en particular, las voces de los narradores se alternan con las de los entrevistados en un formato que le da ritmo y vida a la narración. Los sonidos de apoyo y la música se usan de manera sutil para darle fuerza a las descripciones o para darle un poco de drama a la narración, y al final uno siente como si estuviera viendo un documental. Además, cada rato hay breves toques de humor que relajan y hacen más ligero el tema, que puede ser bastante complicado. El resultado es una suerte de programa de divulgación estilo Animal Planet en sonido.

Un ejemplo es este podcast llamado Emergence, en el que estudiosos de las luciérnagas, expertos en hormigas, un matemático y un economista hablan sobre la lógica que subyace a la configuración de las ciudades, sobre Google  y sobre el cerebro humano; sobre cómo la ciencia ha tratado de explicar la manera en que el orden surge a partir de la nada. Read the rest of this entry »


Periodistas “graduados” en la era digital

No es tan fácil graduarse de periodista en la “universidad de la era digital”. Contar historias no es lo mismo que contar buenas historias y esto es así,  con o sin sin internet. El criterio del periodista  y la veracidad de la información diferencia al ciudadano del común con un verdadero periodista. Sin embargo, es cierto que Internet  está brindando nuevas herramientas al periodismo. Por ejemplo, el periodista ahora puede asumir el  papel de “curador” de la información.  Así,  aunque ya no tiene el monopolio de las fuentes,  tiene la posibilidad de potenciar la información que recibe e imprimir su punto de vista  en los procesos de agregación de contenido.

El ciudadano no se convierte o “gradúa” de periodista tan solo por abrir su cuenta en Twitter, el verdadero periodista: contrasta fuentes, genera noticias, encuentra historias y nuevas formas de narrar, aprovechando las posibilidades que aparecen con la nueva era digital.  Políticos y  viejos periodistas han “Metido  las patas” constantemente con la nuevas redes sociales y  canales digitales. Esta situación sí podría representar  un verdadero riego. Recordemos cuantos famosos ha matado twitter, como el  conocido  caso de Javier Solano, exgeneral de la OTAN, cuando mató a Ariel Sharon. Tuvo luego que salir públicamente a pedir disculpas en repetidas ocasiones.

Verificar las fuentes, investigar  y salir a sentir las  historias,  seguirá siempre siendo prioridad en el periodismo. Los radio, la televisión y la prensa tendrán que reinventarse y adaptarse a  las nuevas narrativas de hipervínculos, Sin embargo,  aunque las herramientas tecnológicas han traído cambios y han convertido a los ciudadanos en participantes más activos en  la construcción de la noticia, por ejemplo, como fuentes, como críticos e incluso como generadores  de contenidos, habrán cosas que nunca  dejarán de identificar al periodista: la disciplina, la ética y el olfato.