Reflexión no. 1: las “amenazas” de la era digital

El informe “Mapping Digital Media: Colombia” identifica tres amenazas o debates que trae la era digital para la ética periodística: las fuentes falsas, la inmediatez de la información, y la privacidad.

¿Están de acuerdo con estas afirmaciones?, ¿qué otras amenazas, debates o desafíos creen que traen los medios digtales para la práctica periodística?

Advertisements

4 Comments on “Reflexión no. 1: las “amenazas” de la era digital”

  1. Las “amenazas” también suponen grandes retos y oportunidades para los buenos periodistas en la era digital. La inmediatez de la información que permite emitir información casi en tiempo real requiere rigurosidad y agilidad para el análisis a pesar de la rapidez. Por esto, implica un riesgo pero también significa superar la barrera del tiempo que tenían los viejos medios. Atrás quedó la época en la que los periodistas debían esperar hasta una nueva edición para publicar una noticia.

    Corroborar la veracidad de las fuentes, más allá de hacer un hipervínculo, y el respeto a la privacidad: son tareas que surgen de la ética periodística y requieren el criterio experto de quienes han nacido para este oficio. Se pone a prueba el nuevo papel de “curador” en la era digital y sus conocimientos para elegir las mejores fuentes y gestionar los contenidos de la forma más adecuada con las nuevas narrativas digitales.

    Álgidos debates y desafíos se plantean en el cyberespacio, donde conviven los periodistas con sus audiencias. El periodista se enfrenta a la interactividad con los usuarios y a la figura de los “prosumidores”, ahora sus usuarios, también producen contenidos en las nuevas plataformas. De esta forma, se hace necesario agudizar la visión creativa para la realización de notas, reportajes, noticias, etc.

    Se imponen las historias de construcción colectiva o “crowsourcing” que incluso representan el fortalecimiento de escenarios democráticos para el control de las actuaciones de los gobernantes de forma colaborativa. Aún más, cuando se fundamentan en el periodismo investigativo.

    Finalmente, los viejos medios no se han ido, sólo se han articulado con los nuevos en un mundo no lineal y de múltiples voces. El medio de información del futuro parece estar en las comunidades virtuales y el reto para los periodistas será busca su lugar en la red.

  2. laurabernalvillada says:

    LA ÉTICA DE HOY ES LA MISMA ÉTICA DE AYER

    Es cierto; los medios digitales imponen nuevos retos éticos a la práctica periodística. También es cierto; las fuentes falsas que resultan del anonimato que otorga la red, la inmediatez que llega a un nivel nunca antes concebido y la privacidad, cuya línea entre lo público y lo personal es cada vez más borrosa, son algunos de los desafíos a los que el periodista del siglo XXI se ve enfrentado. No obstante, se nos olvida que las normas éticas tradicionales aún están vigentes y que, por esto, se deben aplicar en la red con la misma severidad con la que se aplican por fuera de ella.

    James Hohmann, en su documento titulado “Las 10 mejores prácticas para medios sociales”, del Comité de Ética y Valores de la ASNE (Sociedad Americana de Editores de Noticias), hace énfasis en este punto; los periodistas deben comportarse en la red como se comportan en el medio impreso, la radio o la televisión, siguiendo los mismos principios morales de estos medios tradicionales y actuando “online” de la misma manera como operan “offline”.

    Parece obvio, pero para muchos periodistas no lo es. Las guías y manuales éticos de los medios legendarios siguen efectivos; la tecnología puede ser joven, la velocidad más rápida y la cultura diferente pero, en el periodismo, la ética de hoy es la misma ética de ayer.

  3. Los medios digitales y en general, internet tienen un riesgo considerable: al darnos la posibilidad de elegir qué sitios consultar, podemos empezar a pensar que el mundo tiende hacia donde nosotros queremos. Si entramos siempre a los mismos lugares virtuales, con una posición política determinada, o una visión del mundo específica, o una forma de contar historias particular, veremos siempre éstos y no otros contradictorios o diferentes. Y entonces -erradamente- o desde la ilusión, podemos creer que el mundo al fin está tendiendo a ser como a nosotros nos gusta (que es lo que coincide con nuestras búsquedas)

    De todos modos, hemos podido concluir en la clase que, este riesgo no sólo se corre en internet. También en radio y televisión. También de ellos podemos escoger frecuencias y canales que sean siempre los mismos, los afines a nuestra cosmovisión. Y entonces perdernos del resto de espectro de posibilidades.

    Entiendo que cualquier ser humano no-periodista se limite a sus preferencias periodísticas o de información. Pero, pienso que como periodistas debemos recorrer no sólo la oferta preferente, sino toda. En primer lugar, para intentar tener un “estado del arte” de lo que se está haciendo y así dirigirnos a hacer las cosas cada vez mejor. Y en segundo lugar, no cerrarnos a nuestra concepción construida del mundo para que esta cada vez se reinvente y logre aportar más a nuestra sociedad.

    • Jimena says:

      Hola Carolina, haz por favor tus participaciones como entradas (posts) independientes, no como comentarios, así es más facil hacer seguimiento y que todos puedan leerlos.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s