El periodista DJ: de curador a creador de contenidos

Parte de lo que voy a decir en esta reflexión aparece textualmente en un artículo que publiqué en Cerosetenta.

En una rumba, el DJ selecciona la música vamos a escuchar; es decir, es el que arma la lista de reproducción. Pero un buen DJ no se limita a esto: además hace nueva música a partir de las canciones que mezcla. A veces solamente modifica las pistas cuando hace transiciones de una a otra, pero en ocasiones va más allá y crea nuevas canciones a partir de pedazos de piezas ya existentes. Se puede entonces distinguir entre dos funciones de los DJ: seleccionar las canciones de una lista de reproducción y generar nueva música a partir de las canciones seleccionadas.

Siguiendo la metáfora propuesta por Omar RIncón en su texto El periodista DJ es el medio, se puede utilizar la distinción planteada al comienzo para distinguir diferentes formas en las que se puede hacer periodismo en Internet.

El DJ que se limita a seleccionar canciones sería meramente un curador; este es el caso de un editor que selecciona qué enlaces van quedar en un agregador de contenidos. El DJ que crea nuevas canciones sería, en cambio, aquel periodista que busca en la red diferentes retazos de información sobre un mismo tema y los junta en un nuevo producto periodístico.  Esto es lo que hacen, por ejemplo, quienes se dedican a construir historias mediante Storify, plataforma diseñada para agregar publicaciones de Facebook, trinos (Twitter) y sus equivalentes en otras redes sociales.

Este último tipo de periodismo es descrito y defendido por Daniel Sinker (quien fue profesor en el Departamento de Periodismo de Columbia College Chicago) en un artículo publicado en The Huffington Post. Sinker compara la labor de los periodistas contemporáneos con el trabajo de Kutiman, artista que toma fragmentos de muchos videos en Youtube y los edita de tal manera que conformen una pieza original, la cual tiene un gran valor artístico en comparación con la gran mayoría de los videos utilizados para crearla. Para Sinker, la analogía con el periodismo es clara: gracias a Internet hay disponible una gran cantidad de información, la mayoría de dudosa calidad; el trabajo de los buenos periodistas es seleccionar y usar esa información para producir un producto mucho más valioso, el cual solo es posible gracias al buen criterio y a la capacidad de investigación. El valor agregado de estos productos es muy bien captado por un usuario de Youtube que aparece como Amy Milner, y es una de las muchas personas que vio el siguiente video de Kutiman:

Milner le dedicó el siguiente comentario al video: “God, this is absolutely amazing! The effort it must have taken to find all the videos, match them up, and create this video… wow. Just wow. Can’t understand why this video doesn’t have more views!”.

Desde esta perspectiva, el hecho de que cada vez más personas tengan la posibilidad de producir contenidos mediante las redes sociales y los blogs no necesariamente constituye una amenaza para el periodismo; por el contrario, estos productos son una gran fuente de materia prima a partir de la cual elaborar información de alta calidad. En palabras de Sinker: “Journalists need to look at this stuff not as competition or story fodder, but instead see it through the eyes of Kutiman: it is an endless supply of raw goods, ready to be remixed, rebuilt, and recreated in ways that are wholly new and wholly unexpected”.

Creo que un gran periodista debe tener la capacidad de curar la información: debe ser un DJ que sabe armar muy buenas listas de reproducción. Pero además, y en parte gracias a lo anterior, debe poder usar esa información para producir algo nuevo. En ambos procesos está presente el toque personal y el diálogo con la audiencia, pero es en el último donde se le da un mayor valor agregado a la información, transformándola mediante la capacidad creativa y comunicando con ella algo novedoso.

Por último, me interesa resaltar que lo dicho no solo vale para los productos periodísticos: sirve para cualquier tipo de contenidos en línea. Es decir, la metáfora empleada por Rincón no solo puede ayudar a quienes producen historias para informar a la sociedad y para generar debates políticamente relevantes; también puede aplicarse a aquellos que quieren usar Internet para transmitir su pasión por los bonsáis o su interés por los videojuegos. Estos últimos también pueden aprender a ser buenos DJ; lo único que cambia con respecto a los periodistas es el género de la música con la que juegan.

Advertisements

One Comment on “El periodista DJ: de curador a creador de contenidos”

  1. Jimena says:

    Tu ejemplo de Kutiman me recordó una artista que me gusta mucho, Natalie Bookchin, que crea también su obra a partir de curaduría de videos de YouTube, para construir piezas nuevas. Parte de la gracia de su obra es además que la presenta en el mundo “análogo” en instalaciones presenciales de video de varios canales en el mundo “real”.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s