¿Eres curioso? Entonces quizá te interese saber cómo la sabiduría de la abuela puede ayudar al periodismo

Creo que para ser un buen periodista no solo hay que estar capacitado y tener las mejores intenciones; también hay que comer. Y esto es un problema, pues si algo es claro en el panorama actual, es que no es claro qué modelo de negocio es viable para los medios digitales, que cada vez le quitan más terreno a los medios tradicionales y especialmente al papel.

Renata Cabrales planteó esta preocupación y aseguró que El Tiempo, por ejemplo, debería comenzar a cobrar a los usuarios por acceder a los contenidos. Esta opción, sin embargo, no me parece viable por tres razones. La primera es que en Internet El Tiempo no goza de la ausencia de competencia que ha garantizado su supervivencia en el papel; por tanto, si comienza a cobrar es muy probable que la gran mayoría elija acceder a la información a través de otros medios en línea.  La segunda razón es la cultura digital de los usuarios, que de entrada asumimos que los contenidos deben ser gratuitos, y nos indisponemos si alguien decide empezar a cobrar. Finalmente, este modelo solo funciona (si es que lo hace) para los medios grandes; si alguien está comenzando un proyecto y adopta esta estrategia seguramente nadie, excepto quizás la mamá y un par de amigos, le va a pagar ni un peso.

Es cierto, no obstante, que algunos medios en línea han comenzado a cobrar y no les ha ido tan mal, entre ellos el Financial Times The Economist, que permiten a los usuarios leer gratuitamente un número limitado de artículos al mes y después comienzan a cobrar. Ese éxito, empero, se debe a que ese tipo de medios son capaces de producir información y análisis exclusivos, es decir, a los que los usuarios no podrían acceder de otra manera. No parece probable que un medio como El Tiempo.com tenga esa capacidad.

Pero no todo me parece oscuro en el horizonte. Precisamente la labor realizada por Renata Cabrales da una luz sobre formas viables de financiación para los medios de comunicación en línea. Sí, me refiero a las redes sociales, y especialmente a Twitter. Para mostrar cómo podría funcionar esto voy a poner dos ejemplos de negocios en esa red social y luego voy a tratar de pensar de qué manera se podría hacer algo análogo para el periodismo.

Hay dos cuentas de Twitter que sin duda son bastante rentables para sus administradores: @EresCurioso y @miabuelasabia. La primera, de Ecuador, se dedica, como su nombre lo sugiere, a poner datos curiosos…

La segunda cuenta produce en su mayoría frases de motivación:

Ahora bien, la gracia de estos sitios reside, sin duda, en el gran número de seguidores que han conseguido: @miabuelasabia tiene 1.921.800 seguidores, y @EresCurioso, 1.707.000. Con base en esto, que representa una gran capacidad de influencia y difusión, estas cuentas cobran dinero por retuitear y promocionar cuentas de Twitter de todo tipo.

Erescurioso1

¿Los precios? Bueno, contacté a estas cuentas y los planes que me ofrecieron fueron los siguientes:

@EresCurioso: una recomendación diaria a mi cuenta de Twitter, más tres RT diarios por doce días: 325 dólares americanos.

@miabuelasabia: 25 dólares por cada tuit y 20 dólares por cada RT.

Una vez la cuenta está andando, el costo marginal por cada tuit y cada RT es casi nulo. Buen negocio, ¿no?

Frente a esto se podría objetar que esta práctica le restaría seriedad a la cuenta de Twitter de un medio periodístico. Sin embargo, creo que los usuarios asumen esto de la misma manera en que se asumen las propagandas. Los usuarios tienen un límite de tolerancia, y si el contenido de la cuenta es muy bueno, seguramente estarán dispuestos a ver, de vez en cuando, tuits de propaganda.

Finalmente, vale la pena recordar que en todo caso el dueño del medio conserva la posibilidad de escoger aquellas empresas a las que quiere promover. Por ejemplo, en mi página, dedicada a maestros espirituales, trataré de promocionar eventos y libros de gente que está en la misma onda que yo, o por lo menos que no se oponga a esta.

Advertisements

2 Comments on “¿Eres curioso? Entonces quizá te interese saber cómo la sabiduría de la abuela puede ayudar al periodismo”

  1. Jimena says:

    Interesante, chévere que hayas hecho el ejercicio de investigar cómo funcionan estas cuentas. Efectivamente es un modelo -aunque polémico…

  2. […] En cuanto al modelo de negocio, además de la publicidad que se pueda poner en la página (se publicitará ante todo libros y eventos de maestros espirituales) pienso centrarme en una cuenta de Twitter. Esta cuenta tendrá tres funciones. Por una parte, servirá para difundir los contenidos del agregador. Por otra parte, será una cuenta destinada a poner frases de motivación y crecimiento personal (muchos de los tuits serán frases breves de diversos maestros). Finalmente, cuando haya suficientes seguidores se comenzará a cobrar por tuits y retuits de manera semejante a las cuentas que expuse en una reflexión anterior. […]


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s