Las noticias y los “prosumidores”

“La red es el espacio de la información especializada”. Pero aun así, aun con Google News cortando las noticias a nuestra medida, hay demasiada información en la red para la atención de una persona. Entonces nos confiamos de los grandes medios para que nos digan cuál es la información que vale la pena; necesitamos instituciones con autoridad para creer en la información. Y luego ocurre algo más: esa información de los grandes medios de noticias se transforma porque la gente sabe que todo el mundo le está poniendo atención. Deja de ser mera información y se convierte en conocimiento aceptado, en “lo público”, como dice el ensayo “Nuevas audiencias, nuevos ciudadanos”, de Jimena Zuluaga.

Entonces la función social de los grandes medios sigue siendo la misma de antes, construir lo público. Pero a esa función sociológica ahora está engranada la función de los “prosumidores” de replicar la información, de viralizarla, y entonces muchas cosas pueden ocurrir. Puede aparecer algún testigo en algún lado que la desmienta; se puede reconfirmar y volver escándalo global, puede generar nuevas revelaciones concomitantes o similares.

Pero lo más interesante es que esa interacción horizontal de los netizens puede hacer incluso que con esa información de veras pase algo: un cambio real, una decisión estatal, una nueva organización, un movimiento social, una ayuda humanitaria, una acción judicial, etc, hasta un golpe de estado. Los netizens hacen la red, y no olvidemos que entre ellos están las personas que toman las decisiones: los gobernantes, los legisladores, los jueces, los empresarios, los militares, los líderes sociales, los artistas, las figuras públicas; ellos también están en las redes y la van haciendo de acuerdo a sus intereses. Está demostrado que los seres humanos nos rodeamos de la información que es afín a la que ya tenemos, a los intereses y creencias que tenemos. Por ello, las redes también son roscas, aglomeraciones de poder. Clusters dominantes, no tan democráticos, no tan fluidos, de información autocensurada y curada que, aunque tiene poder horizontal, sigue siendo jerárquica.

El ensayo revela que la audiencia de Internet en Colombia constituye sólo el 37% de la población total. Ahora consideremos que de ese 37% de ciudadanos conectados, la mitad consume noticias por internet. Esa es más o menos la población que tiene poder de transformar “lo público”. Porque los que sólo ven televisión u oyen radio pero no usan internet (¿en serio son tantos?) son meros ciudadanos-contactados y su único poder de transformar la información es el voz a voz. Pero entonces ese 37%, o menos, que es citadino, que tiene cientos de amigos en Facebook, muchos seguidores en twitter e interactúa con la web constituye los clusters que tienen el poder de transformar la información.

Advertisements


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s