Mujer Casos de la Vida Real

Todo empezó cuando un noticiero en su programa de las 7:00 a.m. anunció que una madre cabeza de familia con sus seis hijos estaba siendo brutalmente desalojada de su hogar, no se había tenido clemencia ante sus peticiones de un poco más de tiempo para ponerse al día en el pago de su arriendo y ahora se encontraba en condiciones aberrantes, en la calle sin un lugar a donde ir, lo que generó en la audiencia un profundo sentido de solidaridad.

8:00 a.m. – Uno de los miembros de la junta de la organización donde trabajo se conmovió y nos pidió vincularnos con el apoyo a la pobre madre en esta calamidad, promoviendo una campaña de apoyo y recibiendo los recursos en dinero que la ciudadanía comprometida estaría girando y apoyándola con lo que estuviera necesitando. Read the rest of this entry »

Advertisements

Para el video-periodista

En el semestre descubrí Story Hunter. Este servicio conecta a los video-periodistas aficionados o profesionales de todo el mundo con publicistas y expertos que pueden aceptar (o rechazar) sus propuestas para una historia o documental. La tendencia es interesante porque no es para cualquier video-periodista ciudadano, sino para los que ya tienen un poco más de cancha y han producido material de no ficción de alta calidad.

El sistema de Story Hunter es muy particular. Una vez aceptado el periodista a la red, accede a una serie de tareas disponibles en su región, que son como oportunidades de trabajo. Se trata entonces de una empresa, muy meritocrática por cierto, especializada no sólo en periodismo de noticias e investigación sino también en géneros como el documental, el perfil y lo que ellos llaman “detrás de las noticias”.

Si Story Hunter aprueba una propuesta, no sólo le paga al profesional por producirla sino que ofrece sus servicios de producción y edición. Más que un estudio en línea, esta tendencia es interesante por el tipo de periodismo que fomenta y la comunidad de usuarios que crea alrededor.

Es un paso más hacia la “desmasificación” del periodismo, como diría Juan Fernando Giraldo, ya que permite que el buen contenido sea remunerado y llegue a medios masivos como The Economist, Miami Herald, AOL, Yahoo News, entre otros.

Otra de las grandes cualidades de esta tendencia es que la empresa se encarga de los asuntos de ventas y distribución. La historia puede estar en cualquier idioma y ellos la mueven en los niveles regional y global.


“Crowdfunding social”

¡Qué se ponga de moda el crowfounding social!: dirían las líderes de cientos de  organizaciones de base  que existen en nuestro país. Los proyectos sociales  financiados por diferentes actores, se convierten en los proyectos de vida de las comunidades, se traducen  en la oportunidad de superar situaciones de violencia y de  pobreza  pero  también generan  competencias territoriales por los recursos  y rupturas del tejido social.

El “crowfounding social” es una estrategia  y una oportunidad para canalizar esfuerzos, evitar la replicas y el descontrol de la inversión en causas sociales. Se  está posicionando como alternativa fuerte para la financiación de proyectos sociales. Por ejemplo, con la  crisis en España, surgieron innumerables proyectos que se apoyaron en esta tendencia para recibir el apoyo a iniciativas en salud, arte y cine principalmente

.Un estudio realizado por  Massolution : “2013 Crowdfunding Industry Report”,  evidenció que en el año 2012 se financiaron a través de este método un millón de campañas a nivel mundial.
 El estudio explica como han sido las causas sociales, las más financiadas a través del crowdfunding con un 27,4%, seguido de los negocios y la categoría de emprendedores con un 16,9%. Le siguen las películas y obras de teatro, que sumaron un 11,9%, Proyectos Musicales, que obtiene un 7,5%, y Energía y Medio Ambiente, con un 5,9%.”

En Colombia es un tema que está comenzando pero vale la pena que quienes comiencen con la promoción de estas formas colaborativas de conseguir  recursos y donaciones para causas  sociales, ejerzan una labor adecuada de curaduría, con la definición de criterios claros para la postulación de iniciativas y un diagnósticos de temas, necesidades y estrategias creativas. Esta labor de “crowfounding social” debería estar acompañada de un proceso de pedagogía con las comunidades, organizaciones y líderes que busquen participar en estos procesos.

Veamos este ejemplo en Inglaterra: http://www.crowdfunder.co.uk/


El democrático periodismo de datos

Cada vez internet será más inclusivo. Más personas tendrán acceso a él y por tanto, su diversidad cultural y educativa será inmensa. El periodismo de datos facilita que todo el espectro de ´internautas´ tengan mayores posibilidades de comprender la información, lo cual, es sumamente democrático: permite a cada vez más personas tomar decisiones informadas, formarse una opinión y un concepto propio, divulgar la información que consideren importante.

Cuando se visualizan los datos, la información se transmite mucho más fácil, son perceptibles relaciones o elementos analíticos que no se hubieran expresado de otra manera, incluso, pienso que la información se recuerda de manera más efectiva que si está en un texto. O al menos esto nos sucede a quienes somos más “visuales” para el aprendizaje.

Por todas estas razones, el periodismo de datos me llamó mucho la atención, me parece una forma de presentar la información muy poderosa.


Nada como lo hecho a mano

No sé si sea la idea más original, ni la más innovadora o la que más adeptos tenga. Lo que sé es que definitivamente desde las primeras clases me sorprendió un medio que no conocía, y que hasta ahora es lo que más me ha gustado en el semestre.

Lo que sí creo es que esta propuesta marca una tendencia, hace parte de una tendencia que es rescatar historias mínimas, hace que lo local tome un aire global.

Sin duda conceptual, visual y técnicamente, se convirtió en un referente clave para mi propio proyecto.

Su objetivo es muy sencillo: registrar prácticas relacionadas con la vida diaria, que sean locales (en NY), sostenibles y que amen las cosas hechas a mano.

http://thisismadebyhand.com/about/

Y mi perfil favorito:


INCLUPAZ

Inclupaz es un micrositio interactivo que contiene: informes especiales sobre proyectos regionales de paz y desarrollo, historias de vida, crónicas y reportajes de las comunidades, recopilación de documentos, columnas de opinión, enlaces a los sitios Web e información de las organizaciones. Específicamente, a partir de la experiencia de  los Programas de Desarrollo y Paz y  de otras iniciativas de paz en Colombia.

Una iniciativa que nace para apoyar al Grupo de Desarrollo Paz y Estabilidad del Departamento para la Prosperidad social y  a la Delegación de la unión Europea en su esfuerzo de sistematizar y hacer visibles las lecciones para la paz de este proceso ejecutado en diferentes regiones de Colombia. Read the rest of this entry »


La visualización: el caballo de tiro del periodismo de datos

Los periodistas tradicionales mantienen la fe en la hegemonía de lo textual, en lo visual como simple complemento y en las estructuras lineales, mientras que las nuevas audiencias llegan adiestradas en el uso de herramientas visuales y multimedia (y transmedia) y a la absorción de conocimiento de forma fragmentaria e interactiva.

El periodismo el futuro (y del presente) es el periodismo de datos pero, más aún, las visualizaciones de datos. Entre sus múltiples beneficios, las visualizaciones ilustran los argumentos de una historia de modo más convincente, evitan incluir información técnica innecesaria y, especialmente cuando son interactivas y consienten la participación del usuario, ofrecen transparencia respecto al proceso de información.

Así las cosas, considero que la visualización de datos es la tendencia más interesante que vimos durante el semestre. Si bien no es la más novedosa (pues el periodismo de datos y las visualizaciones tienen su origen un par de años atrás), pienso que es una tendencia que debemos incorporar a la práctica si no nos queremos extinguir sumidos en una mezcla de autocomplacencia y desaire por audiencias con las que cada vez tenemos menos en común.