Nos quedamos con los hechos

Creo que los medios, especialmente los grandes, sí deben enseñar los ciudadanos sobre asuntos públicos. Podrían tener secciones que profundicen más sobre los temas públicos. Los grandes medios tienen el músculo financiero para incluir secciones más críticas, más analíticas, y por ende pedagógicas, donde no todo esté simplificado por el bien de las ventas.

Hay quienes argumentan que las secciones de opinión cumplen esa función. Que para eso están programas de radio como Hora 20. Sí, pero es innegable que hay muy pocos espacios donde los ciudadanos pueden entender de verdad un problema como, por ejemplo, la reforma a la salud. Pocos espacios donde los habitantes de Fómeque, Cundinamarca, puedan entender a fondo un asunto como el despido de personal del centro médico de ese municipio.

Estaríamos mejor servidos si consultáramos no sólo los grandes medios para obtener la información sino también pequeños medios – locales o de nicho – pensados para una determinada audiencia demográfica y donde se traten asuntos públicos en un lenguaje corriente, desde diferentes orillas pero con ángulos argumentados.

Juan Fernando Giraldo dice que es interesante observar cuándo las sociedades dejan de estar organizadas masivamente, cuándo nos alejamos del modelo de grandes medios de comunicación que forjan una opinión pública homogénea basada en la política nacional.

La siguiente reflexión la hago pensando en la población colombiana que no vive en las grandes ciudades. Creo que los medios regionales, aunque ofrecen información próxima y local, no generan una cultura de crítica, de debate; no generan la necesidad de seguirse informando. Los lectores aceptan la información, o tal vez ni la entienden, o incluso no les importa. Porque es demasiado ajena a sus vidas, o es local pero no es lo suficientemente reveladora o instructiva.

Gran parte de la información es la misma de Bogotá, regurgitada por Colprensa. Y estos medios regionales tampoco adoptan una línea editorial tan definida como para llevar a las personas a tomar una posición frente a los temas. El Pilón de Valledupar abre con “Alcaldía de Valledupar se comprometió a mejorar vereda ‘Las Casitas’”. Pero no hay una mirada crítica del periodista. Sí, el alcalde dijo que habrá una reunión de alto nivel, que se invertirá x plata, pero ¿será que sí? ¿Quién hará seguimiento? ¿Será que la plata sí está disponible, o que en realidad eso cuesta mucho más? ¿Qué tal que Emdupar, la empresa de servicios públicos de Valledupar, no respalde lo que la administración promete?

Otra noticia en la primera página de hoy en El Pilón: “Murió líder Wayúu al volcarse ambulancia en el Cesar”. Estalló una llanta en plena autopista. ¿Será que eso tiene algo que ver con los bajos presupuestos del sistema de salud local, o con la crisis de salud nacional? Nos quedamos sólo con los hechos.

Advertisements


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s