Mujer Casos de la Vida Real

Todo empezó cuando un noticiero en su programa de las 7:00 a.m. anunció que una madre cabeza de familia con sus seis hijos estaba siendo brutalmente desalojada de su hogar, no se había tenido clemencia ante sus peticiones de un poco más de tiempo para ponerse al día en el pago de su arriendo y ahora se encontraba en condiciones aberrantes, en la calle sin un lugar a donde ir, lo que generó en la audiencia un profundo sentido de solidaridad.

8:00 a.m. – Uno de los miembros de la junta de la organización donde trabajo se conmovió y nos pidió vincularnos con el apoyo a la pobre madre en esta calamidad, promoviendo una campaña de apoyo y recibiendo los recursos en dinero que la ciudadanía comprometida estaría girando y apoyándola con lo que estuviera necesitando.

– Como se habrán dado cuenta trabajo en una ONG cuyo objeto permite trabajar con este tipo de causas –

Al llamar a la madre ese día a las 10:00 a.m., me dice que está en la calle con sus hijos y lo que necesita de manera más urgente es una casa. Buscamos por cielo y tierra una organización en la zona que la pudiera recibir y darle alimentación a ella y a su familia transitoriamente, hasta que se solucionara su problema y la conseguimos.

Cuando se le ofreció esta posibilidad, la madre con evasivas se negó a aceptarla pues no estaba dispuesta a vivir en un albergue temporal, aún cuando se le ofreció llevar todas sus cosas a dicho sitio y darle un acompañamiento.  Al día siguiente la periodista que consiguió la historia me llama y me dice que había hablado con la señora y con la comunidad y había logrado convencerla de aceptar el apoyo, nos pusimos cita a las 11:00 a.m. en el caño de Keneddy para coordinar el camión que habíamos contratado. Al llegar, encontramos bastante público, la periodista, la comunidad, la alcaldía local de Kennedy y la junta de acción comunal.

Otra vez, en ires y venires, evasivas, indecisiones, búsqueda de hijos, animales, nos dio la 1:30 p.m. Entre enfrentamientos de la madre que no se decidía a irse o no y con los muebles ya montados en el camión, solo con la amenaza de la funcionaria de la alcaldía de llevarse los niños si continuaba en la calle, la madre accedió.

Llegamos a la fundación donde Marino el director, les da la bienvenida, les explica las reglas de convivencia del sitio transitorio, les ofrecieron cupos para el colegio de los niños, posibilidades de trabajo para ella, pero la madre continúa con su comportamiento negativo y grosero rechazando la ayuda y la fundación se niega a recibirla.

A esas alturas ya teníamos el camión descargando las pertenencias de la señora en la fundación, y debimos volver a montar las cosas, sin un sitio definido donde dejarlas pues la señora se negaba a irse del barrio y la comunidad se negaba a recibirla, fueron ellos quienes llamaron a la policía para que no descargaran el camión. En esta espera la periodista nunca volvió.

Nos dieron las 10:00 p.m. con el trasteo montado en el camión, parqueados en el barrio con la comunidad unida con el objeto de no dejar bajar las cosas. Hasta el alcalde consiguió una bodega para poner sus cosas mientras encontraban donde ponerlas. Continuamos así hasta que a las 3:00 a.m. la policía nos acompaña al CAI por seguridad. 4:30 a.m. se lograron descargar las cosas en la bodega que habilitó la alcaldía.

Seguimos tratando de comunicarnos con la periodista, que nunca contestó el teléfono, y se desentendió del caso que ella misma originó.

Para cerrar esta historia, la comunidad explicó que la madre era una persona muy conflictiva, destruyó la casa donde vivía y debía 8 meses de arriendo además, era conocida por la policía por maltrato infantil y explotación laboral de los niños en semáforos, ya le habían quitado a sus hijos en varias oportunidades, todo debidamente registrado en video y de conocimiento público. Además no era madre cabeza de familia, tenía un marido que le ayudaba a montar este tipo de escándalos para conseguir recursos económicos.

Así nos dimos cuenta que la historia que nos vendieron en las noticias, no era real, la madre sola y abnegada con sus hijos, era un montaje que la prensa creyó y nos hizo creer a todos.

Si la periodista hubiera investigado un poco más sobre la situación de la persona, sobre su historia personal, sus antecedentes, verificado las fuentes y no se hubiera dejado llevar por la inmediatez y la necesidad de tener contenido, esta situación no se hubiera llevado al extremo.

No siendo suficiente esta pesadilla, la madre, siguió llamando meses después solicitando los recursos que supuestamente habían llegado a su nombre a través de nuestra organización y tuvimos que responder ante la personería.

La búsqueda de noticias fáciles y rápidas, hacen que el periodista pierda el foco, hacen perder tiempo y dinero a las organizaciones y ante todo la credibilidad en las historias de la gente necesitada.

Esto pasa en medios como la Tv, pero aplica también a medios digitales, donde se pueden llegar a publicar cosas que por falta de verificación generen este tipo de historias falsas.

Advertisements


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s