Entre la plastilina y la complejidad

Uno de los principales problemas que fueron planteados en la sesión en la que nos acompañó Juan Fernando Giraldo es el de la desinformación de la mayoría de la población en Colombia y el papel que los medios pueden y deben desempeñar al respecto. En particular, se señaló que hay un gran desconocimiento sobre el mundo de la política y se preguntó si los medios deberían procurar que la gente se interese sobre dicho mundo y tenga un mejor entendimiento de él.

Para abordar esta pregunta es necesario distinguir dos grupos en los cuales se divide la gente desinformada. Por una parte están los sectores menos favorecidos de la sociedad, a los cuales les cuesta trabajo acceder a la información, ya sea porque no cuentan con las tecnologías requeridas, porque no tienen los conocimientos previos necesarios, porque no saben leer o porque no tienen una capacidad de comprensión suficiente. Por otra parte está el caso de aquellas personas que, a pesar de tener las capacidades y los recursos necesarios para acceder a la información y comprenderla, no están interesadas en hacerlo. Read the rest of this entry »


Los módulos y las nuevas audiencias

Entre las características de las nuevas audiencias en Internet se encuentran las siguientes:

  • La gente tiende a buscar contenidos breves (es decir, no está dispuesta a gastar una gran cantidad de tiempo en un mismo contenido y tiende a saltar fácilmente de un contenido a otro).
  • La gente participa. Crea contenidos propios e interactúa con quienes producen los contenidos que consume.

A continuación quiero plantear algunas recomendaciones que se deberían tener en cuenta para sacarle provecho a estas características. Read the rest of this entry »


La importancia de las buenas noticias

Imaginen que un instructor de natación, con la intención de evitar que sus alumnos se ahoguen, los pusiera a ver videos en los que se muestra cómo la gente se ahoga. “La idea”, diría él, “es mostrarles los errores para que no los repitan”. ¿Parece esta una buena estrategia o sería mejor mostrarles videos de personas que sí saben nadar en los que los alumnos puedan ver la forma correcta de hacerlo? Por lo menos a mí me parece que la segunda estrategia es más provechosa. Ahora, si lo que se quiere es construir una mejor sociedad, ¿qué es más útil, mostrar casos de, por ejemplo, personas que han logrado grandes cosas a través de la honestidad, o reconstruir con minucia casos de corrupción? De nuevo, me parece que son más útiles los ejemplos positivos; sin embargo, quienes dirigen los medios de comunicación parecen creer que es más importante denunciar que aportar ideas constructivas. Read the rest of this entry »


Caminos de conciencia

El objetivo de mi proyecto es agregar y producir contenidos relativos al crecimiento personal. En particular, se van a agregar contenidos de diversos maestros espirituales contemporáneos; de personas que trabajen con técnicas encaminadas a mejorar la salud emocional y mental de las personas; y de blogs o páginas en las que se produzcan contenidos afines (aquí una pequeña prueba del proyecto). Además de los contenidos producidos por los maestros (o por las personas que trabajan con técnicas), habrá una sección de noticias dedicada a acontecimientos relacionados con el crecimiento personal (sobre todo en Latinoamérica y España); un ejemplo de noticias de este tipo sería el cubrimiento de eventos como El Planeta Medita por la Paz de Colombia 2013, que en Bogotá tuvo lugar en la Plaza de Bolívar el sábado pasado y que se desarrolló de manera simultánea en más de cien países.

Se agregarán contenidos en texto y en video, y aquellos que no estén disponibles en español serán traducidos o subtitulados. En el caso de los videos, también se realizará el trabajo de tomar conferencias o charlas largas y dividirlas en videos cortos de cinco minutos o menos, con el fin de que sean fáciles de ver.

Se buscará que la audiencia participe calificando los contenidos, solicitando los contenidos (por ejemplo, pidiendo que se hagan traducciones del trabajo de algunos maestros específicos) e incluso realizando traducciones y subtitulaciones. Cuando haya suficientes contenidos agregados, serán clasificados para que la audiencia pueda buscar por temas (por ejemplo, contenidos que pueden ayudar a mejorar las relaciones personales, la situación laboral, etc). Además, habrá un blog paralelo en el que escribiré reflexiones semanales que también aparecerán como contenidos originales en el agregador.

En cuanto al modelo de negocio, además de la publicidad que se pueda poner en la página (se publicitará ante todo libros y eventos de maestros espirituales) pienso centrarme en una cuenta de Twitter. Esta cuenta tendrá tres funciones. Por una parte, servirá para difundir los contenidos del agregador. Por otra parte, será una cuenta destinada a poner frases de motivación y crecimiento personal (muchos de los tuits serán frases breves de diversos maestros). Finalmente, cuando haya suficientes seguidores se comenzará a cobrar por tuits y retuits de manera semejante a las cuentas que expuse en una reflexión anterior.


¿Eres curioso? Entonces quizá te interese saber cómo la sabiduría de la abuela puede ayudar al periodismo

Creo que para ser un buen periodista no solo hay que estar capacitado y tener las mejores intenciones; también hay que comer. Y esto es un problema, pues si algo es claro en el panorama actual, es que no es claro qué modelo de negocio es viable para los medios digitales, que cada vez le quitan más terreno a los medios tradicionales y especialmente al papel.

Renata Cabrales planteó esta preocupación y aseguró que El Tiempo, por ejemplo, debería comenzar a cobrar a los usuarios por acceder a los contenidos. Esta opción, sin embargo, no me parece viable por tres razones. La primera es que en Internet El Tiempo no goza de la ausencia de competencia que ha garantizado su supervivencia en el papel; por tanto, si comienza a cobrar es muy probable que la gran mayoría elija acceder a la información a través de otros medios en línea.  La segunda razón es la cultura digital de los usuarios, que de entrada asumimos que los contenidos deben ser gratuitos, y nos indisponemos si alguien decide empezar a cobrar. Finalmente, este modelo solo funciona (si es que lo hace) para los medios grandes; si alguien está comenzando un proyecto y adopta esta estrategia seguramente nadie, excepto quizás la mamá y un par de amigos, le va a pagar ni un peso.

Es cierto, no obstante, que algunos medios en línea han comenzado a cobrar y no les ha ido tan mal, entre ellos el Financial Times The Economist, que permiten a los usuarios leer gratuitamente un número limitado de artículos al mes y después comienzan a cobrar. Ese éxito, empero, se debe a que ese tipo de medios son capaces de producir información y análisis exclusivos, es decir, a los que los usuarios no podrían acceder de otra manera. No parece probable que un medio como El Tiempo.com tenga esa capacidad.

Pero no todo me parece oscuro en el horizonte. Precisamente la labor realizada por Renata Cabrales da una luz sobre formas viables de financiación para los medios de comunicación en línea. Sí, me refiero a las redes sociales, y especialmente a Twitter. Para mostrar cómo podría funcionar esto voy a poner dos ejemplos de negocios en esa red social y luego voy a tratar de pensar de qué manera se podría hacer algo análogo para el periodismo.

Hay dos cuentas de Twitter que sin duda son bastante rentables para sus administradores: @EresCurioso y @miabuelasabia. La primera, de Ecuador, se dedica, como su nombre lo sugiere, a poner datos curiosos…

La segunda cuenta produce en su mayoría frases de motivación:

Ahora bien, la gracia de estos sitios reside, sin duda, en el gran número de seguidores que han conseguido: @miabuelasabia tiene 1.921.800 seguidores, y @EresCurioso, 1.707.000. Con base en esto, que representa una gran capacidad de influencia y difusión, estas cuentas cobran dinero por retuitear y promocionar cuentas de Twitter de todo tipo.

Erescurioso1

¿Los precios? Bueno, contacté a estas cuentas y los planes que me ofrecieron fueron los siguientes:

@EresCurioso: una recomendación diaria a mi cuenta de Twitter, más tres RT diarios por doce días: 325 dólares americanos.

@miabuelasabia: 25 dólares por cada tuit y 20 dólares por cada RT.

Una vez la cuenta está andando, el costo marginal por cada tuit y cada RT es casi nulo. Buen negocio, ¿no?

Frente a esto se podría objetar que esta práctica le restaría seriedad a la cuenta de Twitter de un medio periodístico. Sin embargo, creo que los usuarios asumen esto de la misma manera en que se asumen las propagandas. Los usuarios tienen un límite de tolerancia, y si el contenido de la cuenta es muy bueno, seguramente estarán dispuestos a ver, de vez en cuando, tuits de propaganda.

Finalmente, vale la pena recordar que en todo caso el dueño del medio conserva la posibilidad de escoger aquellas empresas a las que quiere promover. Por ejemplo, en mi página, dedicada a maestros espirituales, trataré de promocionar eventos y libros de gente que está en la misma onda que yo, o por lo menos que no se oponga a esta.


Recomendado: Radiolab (un ejemplo de cómo el periodista pastor puede recuperar su rebaño)

Los invito a escuchar Radiolab.  Los podcasts tienen una calidad muy alta; tratan temas de ciencia y filosofía (o algo así), y cada uno dura cerca de una hora. La factura del audio es muy fina (no en vano, Jad Abumrad, el creador de Radiolab, trabajó como freelance en NPR).

En los audios las voces se mezclan de manera muy atractiva; en particular, las voces de los narradores se alternan con las de los entrevistados en un formato que le da ritmo y vida a la narración. Los sonidos de apoyo y la música se usan de manera sutil para darle fuerza a las descripciones o para darle un poco de drama a la narración, y al final uno siente como si estuviera viendo un documental. Además, cada rato hay breves toques de humor que relajan y hacen más ligero el tema, que puede ser bastante complicado. El resultado es una suerte de programa de divulgación estilo Animal Planet en sonido.

Un ejemplo es este podcast llamado Emergence, en el que estudiosos de las luciérnagas, expertos en hormigas, un matemático y un economista hablan sobre la lógica que subyace a la configuración de las ciudades, sobre Google  y sobre el cerebro humano; sobre cómo la ciencia ha tratado de explicar la manera en que el orden surge a partir de la nada. Read the rest of this entry »


El periodista DJ: de curador a creador de contenidos

Parte de lo que voy a decir en esta reflexión aparece textualmente en un artículo que publiqué en Cerosetenta.

En una rumba, el DJ selecciona la música vamos a escuchar; es decir, es el que arma la lista de reproducción. Pero un buen DJ no se limita a esto: además hace nueva música a partir de las canciones que mezcla. A veces solamente modifica las pistas cuando hace transiciones de una a otra, pero en ocasiones va más allá y crea nuevas canciones a partir de pedazos de piezas ya existentes. Se puede entonces distinguir entre dos funciones de los DJ: seleccionar las canciones de una lista de reproducción y generar nueva música a partir de las canciones seleccionadas.

Siguiendo la metáfora propuesta por Omar RIncón en su texto El periodista DJ es el medio, se puede utilizar la distinción planteada al comienzo para distinguir diferentes formas en las que se puede hacer periodismo en Internet.

El DJ que se limita a seleccionar canciones sería meramente un curador; este es el caso de un editor que selecciona qué enlaces van quedar en un agregador de contenidos. El DJ que crea nuevas canciones sería, en cambio, aquel periodista que busca en la red diferentes retazos de información sobre un mismo tema y los junta en un nuevo producto periodístico.  Esto es lo que hacen, por ejemplo, quienes se dedican a construir historias mediante Storify, plataforma diseñada para agregar publicaciones de Facebook, trinos (Twitter) y sus equivalentes en otras redes sociales. Read the rest of this entry »