Sostenibilidad digital

Esta entrada me queda sencilla porque ya habíamos hablado del tema y la profesora me había enviado varias opciones (o sea, me hizo la tarea).

Mientras consigo el dinero para el diseño y el dominio de la página, estaba pensando en usar wordpress. De hecho, ya tengo un blog en este sitio: http://deshuesador.wordpress.com/, pero no lo uso mucho, así que tendría que usar otro.

Respecto a financiación, he pensado en estas dos posibles fuentes:

http://www.knightfoundation.org/what-we-fund/

http://foundationcenter.org/findfunders/

En Knight Foundation ya he visto con más detalle los proyectos que financian.

Lo que me falta es hacer un estimado del presupuesto, teniendo en cuenta que seremos dos personas los integrantes de este proyecto.

***

Un aviso

Yo les había contado en clase de un proyecto que tengo con unos amigos: http://www.revistaartificio.com/

En este momento tenemos un convenio con la Chévre, el portal de Crowfunding. Pero aún no hemos empezado la recolección del dinero.

Mientras hacemos ese proceso, hemos decidido empezar a vender camisetas con diseños de ‘Artificio’ para financiar algunas cosas que tenemos que corregir en el diseño de la página.

Y bueno, en esas estamos.


El jovencito ahí que opina desde Londres

Creo que el mejor ejemplo de metaperiodismo es el que incluiste de Carlos Cortes.

Su blog ‘Subversión de los hechos’ no sólo hacía una gran crítica al periodismo, también incluía un gran contenido interactivo. Ejemplo: los cuestionarios que hacía a final de año sobre hechos que tuvieron mucho resonancia en medios. Acá el de 2010.

Uno de sus mayores aportes fue la ‘Teoría impura del periodismo‘, en la que incluyo a periodistas como Julio Sánchez Cristo, Yamid Amat, Luis Carlos Vélez y Pacho Santos.

Perono quiero referirme a Carlos Cortés, sino a Daniel Pardo, famoso por haber sido despedido de una manera muy solapada del medio para el que escribía un blog, Kien y Ke.

Inicialmente, Pardo no escribía entradas referentes al periodismo, pero cuando empezó a hacerlo tuvo una gran notoriedad. Por ejemplo, en una entrada, Pardo argumentaba que la revista Semana había perdido su independencia desde que Juan Manuel Santos estaba en el poder.

Alejandro Santos, director de la revista respondió a las críticas diciendo que no había que tomar en serio a Daniel Pardo porque “era un jovencito ahí que opina desde Londres sin ningún tipo de criterio”.

(Carlos Cortés le dedicó una entrada a ese episodio: “El día que Alejandro Santos se volvió serio”. Lean esta entrada y rían un rato).

Incluyo en este link las entradas de Pardo que son un gran ejemplo de metaperiodismo.

Y claramente recomiendo la que generó su ida de Kieny Ke: “Pacific ES Colombia”.

 


Sociología sin querer queriendo

Ya muchos lo han dicho: en este momento la relación del público con la información periodística publicada en Internet no es unilateral. Lo dijo Manuel Castells en Comunicación y Poder, y como usuarios de periodismo on-line lo sentimos. Podemos perfectamente escribirle al autor de la nota diciéndole que lo publicado tiene un error ortográfico, o un error en la información publicada. Incluso, cualquier cosa que publicamos en la red tiene el potencial de volverse masiva, y hasta viral.

Pero hay algo que me quedó sonando desde el final de la charla de hace una semana con Renata: ¿el rol de usuario internauta debe ser el mismo cuando ese usuario es un periodista? La respuesta a esa pregunta involucra un reto que involucra el término Convergencia. El blog Didáctica de la Comunicación, basándose en la definición de la Real Academia de la Lengua, la convergencia “establece que es la unión de dos o más cosas que confluyen en el mismo punto. Si aplicamos este termino a la comunicación el resultado nos adentra en un mundo en el que los medios se encuentran interconectados para ofrecer toda la información posible al usuario”. Read the rest of this entry »


Petrodólares para los nostálgicos

Leyendo algunos de los comentarios a la nota del NY Times, veo que algunos que eventualmente verían Al Jazeera América en el momento en el que esté disponible, serían personas nostálgicas de épocas doradas del periodismo televisivo en Estados Unidos.  La pregunta sería: ¿qué clase de público estará disponible para ver Al Jazeera? Un público muy especializado, el consumidor habitual de noticias que busca el buen periodismo para sentirse informado y así opinar en debates con amigos. Las ventajas, si este canal sabe aprovechar este público, es que tendría un público fiel a sus informaciones (algunos de los comentarios en el artículo apuntan a que Al Jazeera fue consultado para buscar un punto de vista distinto al de las cadenas habituales).

Sin embargo, el temor está en saber qué tanto se diferenciará Al Jazeera America de Al Jazeera English. Si yo quisiera seguir aprovechando la ventaja de tener el público fiel que ha buscado Al Jazeera, trataría de ofrecer un contenido similar. Pero puede pasar que en el afán de agradar al público -políticamente correcto- norteamericano, para disolver los rumores (que no son rumores) del apoyo de los dueños del canal a extremistas, se vuelva “una cadena más”.


Ilusiones y desilusiones de la información “virtual”

Ayer mientras almorzaba, justo era la hora de las noticias. En el restaurante (corrientazo) la mayoría de personas era mayor que yo. En un momento, el noticiero empezó a informar a partir de lo que estaba ocurriendo en la twittósfera y lo que algunos de los políticos decían por ese medio. Es algo normal. Ese fue el momento en el que mis compañeros de almuerzo bajaron la cabeza y dejaron de prestarle la atención a las noticias (estaban más atentos cuando pasaron una nota sobre la serie “La selección”).

Sin embargo, me puse a pensar: ¿no se está creando la ilusión de que el público (¿usuarios?) de internet representa una gran porción de la opinión pública? Me explico: muchas veces los medios usan las redes virtuales para medir la opinión respecto a temas polémicos (ejemplo, el uso de los Trending Topics para ver de qué está hablando el país). Pero creo que eso es un gran error porque se excluye a una parte de la población. Read the rest of this entry »